Estimada Sra. ONU,

Estoy francamente impresionado por su acertada observación.

Comemos demasiada carne, bebemos demasiado, practicamos sexo no seguro y como decía Serrat, palpamos a las mujeres el trasero.

Carta abierta de Imanol JakaSra ONU, a ver, no es por ofender, pero creo que usted, otra vez, se ha pasado de frenada. pero esta vez se le ve el culo y la pernada.

El problema principal del calentamiento global, la carne roja. esta vez no es que produzca cancer. es que sus pedos van a incendiar la galaxia. ya sabemos, el metano, es un aunténtico molotov para la galaxia.

Temblad malditos.

Mi querida ONU, el problema del planeta, no son ni las centrales nucleares, ni la industria de los combustibles fósiles, ni las centrales térmicas, ni las bombas nucleares experimentales en la atmósfera y en la tierra, ni la industria militar, ni la industria del carbon, ni el poder mundial, narco y lobbies financiero criminales, ni las preferentes, ni los desahucios programados. no. son, los pedos que se echan las vacas. Bien ONU … eres mi idola.

A ver, querida ONU, que los súbditos de occidente, están agilipollados, es verdad. Que hay legiones de veganos y veganosanos comiendo comida procesada de las multinacionales del terrorismo gastronómico, tambien es verdad, que legiones de súbditos son aliens del nuevo mad max en el football y programas como Sálvame, tambien es verdad. pero, querida Sra ONU reconozca conmigo, que esta vez, se le ha ido la mano y se ha pasado de frenada.

Que la ganaderia intensiva es contaminante es verdad. y mucho, pero su verdad es una verdad a medias, o sea la peor de las mentiras.

Pero la ganadería intensiva, es actividad frecuente de cerdos y pollos, nunca en las vacas. Hoy vivimos en un mundo globalizado. Si, Sra ONU igual usted no se ha dado cuenta. Contamina más una puta camiseta que 40 vacas con sus pedos incluidos.

Usted, señora ONU ¿tiene móvil? ¿coche? ¿portátil? ¿salvaslip? ¿toallitas para lavarse las manos después de meterse las gambas? Pues bien. tiene, Sra ONU razón, pero ademas de su razón, es usted querida y la siento tremendamente sospechosa.

Sabemos de magnates mundiales provenientes de la industria informática, que están invirtiendo ingentes cantidades de dinero en la europa vieja y enferma, para crear corrientes de opinion contra el consumo de carne animal, por cierto, parte de la identidad de decenas de generaciones en el mundo.

Y nos quieren alimentar con su pienso humano, hamburguesas procesadas, vegetales, de los excedentes, como la soja americana, química y droga de la alienación.

Sabemos que estos nuevos integristas están promocionados por cientos de millones de euros en cada país de Europa y como no, dominan las redes sociales. tristemente, tampoco internet, como se pronosticaba va a ampliar nuestra puta libertad.

Es evidente, que el planeta no va a ser capaz de digerir el crecimiento de la población humana, salvo tecnología y lideres inteligentes.

Pero mientras tanto tengo el derecho al pataleo a los mamporreros enriquecidos en lo ilegal, que quieran a golpe de titular manejar nuestras conciencias.

Queridos súbditos, vienen tiempos difíciles, una vez mas. Caducados los integrismos religiosos, esto no acaba, vienen los integrismos de opinion. Y ya sabéis que la masa sin saberlo, en esto, ejerce una violencia que siempre se vuelve contra ella. Leer la historia.

Estimada Sra ONU : sospecho que usted, también, está subvencionado.

Querida ONU, gracias a su impagable iniciativa, países como Alemania se han animado a discutir la conveniencia de subir los impuestos sobre la carne. Ya sabe usted … hace falta dinero. Pero no, se invertirá para el bienestar animal.

Llevo toda la vida entre ganado. Puedo decir que el maltrato animal en granjas y mataderos de europa es prácticamente inexistente. No es cierto.

Pero vamos a lo políticamente rentable. Digamos, que no es verdad, este dinero que vamos a recaudar, es para el bienestar animal, mientras en Italia mueren miles de de africanos cada año.

Perdone Señora ONU … esto ya no es titular, o sea que para la masa no existe.

Fuente de la viñeta: Internet desconocido
Artículo: Sí, la ganadería afecta al medio ambiente, pero dejar de comer carne no va a salvar el planeta