Masticar y pensar. A Imanol Jaca le gusta la buena carne, que en la tradición culinaria vasca es la carne roja de vaca vieja y gorda. La come una sola vez a la semana, compartida con buenos amigos, para disfrutarla. Su trabajo consiste en viajar a lugares recónditos en los que compra las vacas que le gustan, que luego sacrifica, despieza y acaricia para seleccionar las mejores chuletas para Arzak, Espeleta… y, sobre todo, la cadena Sagardi…

 

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20101224/54092659558/imanol-jaca-acaricio-las-carnes-de-500-vacas-cada-semana.html